* 12 rebanadas de pan de caja glutenno

* 12 lonchas cuadradas de jamón york sin gluten

* 12 lonchas cuadradas de queso

* 5 huevos

* 250 g de leche

* Caramelo líquido

* Sal y pimienta

Preparación

1. Precalentamos el horno a 180º. En una bandeja profunda añadimos agua hasta alcanzar los 3 cm de alto. Esta bandeja la dejaremos dentro del horno mientras se calienta.

2. Retiramos el borde a las rebanas de pan procurando que nos queden de un tamaño similar. Así nos será más fácil montar el pastel.Batimos los huevos junto con la leche y salpimentamos.Caramelizamos totalmente un molde rectangular de 12 x 25 cm.Colocamos en la base varias rebanadas de pan de caja glutenno empapadas en la mezcla de huevo y leche. Las colocamos en la base de forma que no queden huecos.A continuación, disponemos encima varias rodajas de jamón york cubriendo todo el pan.Después colocamos la primera capa de queso.Seguidamente, añadimos la segunda capa de queso procurando que la uniones no queden exactamente en el mismo sitio que la capa anterior. Así conseguiremos un pastel más uniforme.Luego repetimos el proceso (pan, jamón york, doble capa de queso) terminando con una capa de pan de caja glutenno.

3. Vertemos la mezcla de huevo y leche que nos haya quedado.Tapamos el molde con papel de aluminio ajustándolo bien a los bordes.

4. Colocamos el molde en la bandeja que tenemos con agua. Ojo que agua estará caliente y nos podemos quemar.

5. Cerramos el horno y dejamos cocinando unos 45 – 50 minutos a la misma temperatura. Durante el proceso hay que vigilar que el agua no se haya evaporado. Si es así podemos añadir más agua caliente.

6. Transcurrido el tiempo, comprobamos que el pastel ya está cocido. Lo mejor en estos casos es pincharlo y si el palito sale limpio es que ya está listo. Retiramos con cuidado y dejamos que se entibie.

7. Después pasamos un cuchillo de sin punta o una espátula por el borde para que se separe bien y lo desmoldamos.Cortamos en rebanadas y lo servimos con una ensalada de hojas verdes.